sábado, 28 de marzo de 2009

break

Una semana intensa, quizá la más intensa desde que llegué a este lugar, 52 horas de programación pura, al final de día el cansancio es agobiante, otros días resulta placentero haber terminado la lista de pendientes antes de la fecha límite y otros es frustrante el dolor de cabeza, el humo del tabaco del que va fumando al lado y el hecho de saber que el día aún no ha terminado, pues la escuela aguarda para traer consigo más actividades (exámenes).

Se antoja tanto un masaje, una cerveza, musica diferente, - la del itunes ya la escuche miles de veces –, olores, sabores, texturas, sonidos, cualquier cosa que logre relajarte.

No es necesario quejarse, pues al menos tengo trabajo, tan solo quiero un break como todos los demás en casa, pero me temo que no es posible, habrá trabajo mañana.

4 comentarios:

Eo dijo...

todos queremos un descanso, ya falta poco... si y cada vez lo veo mas lejano :(

va a haber perrocoa este final de cuatrimestre jejejej te lo vas a perder

susy dijo...

Mmm.. oye aún esta en pie lo del masaje,te dije que son buena con las manos. Digo x si se t antoja...

Levan dijo...

quedamos en que es con final feliz no?

susy dijo...

Si claro, también los finales felices son relajantes..dicen!!