miércoles, 4 de febrero de 2009

Dulce olor

Pasó en un instante,

Un instante en que mi mente me envolvió en recuerdos y me sacó de mi mismo hasta caer casi en la inconsciencia.

Estaba en el aire, y entró por mis narices propagándose por cada arteria, cada vaso sanguíneo y cada célula haciendo hervir la sangre y aumentar los latidos, reviviendo cada caricia, el calor de aquella piel y la suavidad de esos pechos que tanto desbocaron aquella pasión temprana, cerré los ojos, sentí su cabello caer sobre mi rostro, todo fue tan real que el despertar a la realidad fue como caer sobre pavimento y al voltear pude ver la fuente de aquella aroma hablándome de documentos con fechas erróneas en un kardex de créditos -diablos-.

Y no era ella, ni era yo, tan solo existía aquel olor, que aún percibo y que asocio a tantas cosas,

Cuando al fin pude pensar y escuchar con claridad a lo que decía lo único que pude desear fue:  “quítate ese maldito perfume de lilas”.

7 comentarios:

Eo dijo...

lilas? yo no se a que huelen :(

lili dijo...

.....( continuación del komentario de Eo)... y yo ni sé ke es eso?? *_*

Y........el perfume ke culpa tiene?

SALUDOS..........XD!!

Eo dijo...

me da gusto saber que no ando tan perdido :P

Levan dijo...

LILAS

El perfume fue el catalizador del viaje que me dí.

Eo dijo...

jajaja la Botica de Benito jajaja

La sonrisa de Hiperión dijo...

Coño lilas? jajajaja
Saludos!

Primavera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.