jueves, 1 de enero de 2009

sangre

Anda..
Blande tu espada, que tus pasos se hagan largos.
Haz que mi humanidad tiemble, que se cierren mis puños y no tema el dolor de la carne
Solo entonces sabre que es la furia y el placer de derramar sangre.

2 comentarios:

Primavera dijo...

bien... :) que interesante...

y yaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Levan dijo...

jajaja,y yaaaa.